Tuesday, December 12, 2006


Felix Sarraseca Marin
24/9/1920 - 11/12/2006
Descanse en Paz

Mi abuelo fue Catalan, republicano, socialista, filosofo y espiritista, amante de la musica clasica e inmigrante producto de una espana agonizante post guerra civil. Llego con la profesion de zapatero a Buenos Ayres y fue desde ahi que enseno el camino y la vida en Cristo. Mi abuelo fue tal vez un hombre muchas veces mal interpretado, que se perdia en su sordera y en sus eximias puteadas, sufria de desason por los argentinos facilistas y por las nuevas generaciones post modernas globales... Mi abuelo ahora esta vivificando el misterio y reencontrandose con la que fue su companera de vida Ana quien no cabe ninguna duda fue su complice, pilar y reparo.

"Viejo, marcaste nuestra vida a fuego"

4 Comments:

Blogger Nijusa said...

La muerte no es tan sólo horror y sufrimiento, con ella se relacionan
algunas de las verdades más profundas e importantes
de la vida humana. Aun cuando es dolorosa en extremo para los
que deben padecer la separación de sus seres queridos, la
muerte es una de las bendiciones más grandes del plan de Dios.
Nilda

1:55 PM  
Blogger marisa said...

Sarra,lamento lo de tu abuelo.Te mando un abrazo.
Marisa.

8:35 PM  
Blogger Silvina said...

Diego, te acompaño en ese sentimiento de despedida y de dolor, sumandose la distancia. Yo que convivo entre catalanes, estoy segura que habra sido un hombre de empuje y con aspiraciones de superación, durante toda su vida, como buen catalán gustoso del buen comer y del buen vino, quedate con sus mejores tiempos, quedate con lo mejor que el te regalo y algún día si podes visita sus huellas, visitá el camino que hizo para llegar dejarte lo que hoy tenés de él,(valores, sentimientos, sensaciones, etc)
Un abrazo sincero de alguien que solo conoce de vos, tus palabras, pero que ya te tiene aprecio.

5:09 AM  
Blogger Susana y otra perspectiva said...

Diego: fuego, agua, madera, metal, tierra, la armonía de estos cincos cinco elementos nos dan la energía justa para acompañar a nuestro seres queridos hasta que se eternalicen en la celestial. Por allá andará tu abuelo. Desde acá, te mando un puñado de estrellas vivavaces para que aviven el fuego, apaciguen el agua, tallen la madera, amalgamen los metales y poderice a la tierra. Suerte amigo!

8:56 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home